Verónica, mamá de Eduardo Rojas: "Me disfracé para encontrar a los asesinos"

2/11/2022

"No tenía respuesta, me cansé de llorar; tuve que agarrar unos delantales y llevarlos en un bolso; me cambié de maestra y fui a buscar, a buscar preguntando, preguntando y me dijeron: sí, los vemos por acá, los tipos andan por acá, señora; pero usted no tiene que andar, me dijo una vecina, no tiene que andar, por qué le digo, porque esos tipos son delincuentes, no tienen, digamos, miedo de nada, ellos le disparan o le hacen algo, no ande por acá; y yo no me achiqué, por mi hijo yo fui".

Vive en la ciudad de Salta. Gracias a que arriesgó la vida, la Justicia pudo dar con los prófugos. Sin embargo, después de 22 años, sigue esperando justicia. Se llama Verónica Cardozo, pertenece a la Comisión de Familiares contra la Impunidad y es mamá de Eduardo Rojas, estudiante secundario que tenía 18 años cuando el 4 de julio de 2000 fue muerto de dos balazos por sujetos que intentaban robar su moto. Aunque la querella acusa a una banda integrada por numerosas personas, el único condenado es Dante Nicolás Alfonso, autor de uno de los disparos. El hombre cumplió una pena menor por supuesto homicidio en riña. La familia de la víctima denuncia que los implicados tienen protección estatal y pide la reapertura del caso. En consecuencia, sufre agresiones y amenazas. Eduardo era el mayor de cinco hijos. En pocos meses iba a cumplir su sueño de ingresar al Ejército Argentino.